NOMBRE CIENTÍFICO O LATINO: Calindris Alpina
NOMBRE COMÚN O VULGAR: Corremolinos Común

DESCRIPCIÓN:

  • Familia: Scolopacidae
  • Aspecto: El correlimos común es un ave de tamaño medio, con el pico y la patas de color oscuro. El adulto en plumaje nupcial presenta un parche ventral negro muy llamativo, con el límite más o menos difuso, y las partes superiores de tonos rojizos, negros y parduzcos, en cantidad variable en función de la subespecie. El no reproductor es de un tono gris uniforme, con el vientre blanco y tenues estrías en cuello y pecho, mientras que el juvenil es parduzco-anaranjado con un rayado difuso en el pecho y el cuello, y con los bordes de las plumas del manto de color muy claro.
  • Tamaño: Mide 16-20 cm de longitud y 38-43 cm de envergadura.
  • Distribución: La especie se distribuye ampliamente como reproductora por Alaska, Canadá, Groenlandia, Islandia, islas Británicas, algunos puntos de Centroeuropa, Escandinavia y Rusia. Durante la invernada desciende hacia el sur, hasta zonas templadas y subtropicales, pero sin superar el ecuador. En Europa contamos con un buen número de efectivos invernantes en la fachada atlántica y en la cuenca mediterránea.
    Se distribuye bien por las zonas costeras y, en menor medida, en aguas interiores. Inverna en buen número en el delta del Ebro, marismas del Guadalquivir, rías gallegas y bahía de Cádiz, principalmente, aunque se lo puede observar en muchos otros humedales y áreas costeras, tanto del
Atlántico como del Mediterráneo, así como en Canarias. En nuestro territorio podemos encontrar hasta tres subespecies: alpina, distribuida por Europa
del norte; schinzii, que cría en el sureste de Groenlandia e islas del Atlántico norte, y ártica, que aparece en el noreste de Groenlandia. Con carácter
ocasional, puede sumarse la subespecie sakhalina, originaria del noreste siberiano.
  • Migración: La especie se comporta como migradora en toda su área de distribución, si bien realiza movimientos de diferente alcance. El paso otoñal por las costas ibéricas y baleares se produce entre agosto y octubre. Una gran parte del flujo migratorio que atraviesa la Península continúa más allá del estrecho de Gibraltar, que cruza entre fines de agosto y principios de septiembre. El paso primaveral se produce entre abril y mayo y es menos ostensible en aguas del Mediterráneo. En general, 3 ambos pasos son poco evidentes en aguas interiores, al igual que la invernada que, sin embargo, es bastante cuantiosa en las áreas costeras.
  • Hábitat: Durante el periodo reproductor, el Correlimos común prefiere instalarse en herbazales con pequeñas lagunas, zonas pantanosas, marjales y páramos húmedos. A lo largo del paso migratorio y en la invernada recala en llanuras intermareales, estuarios, lagunas costeras e, incluso, en orillas de aguas interiores.
  • Nido: El nido se sitúa en el suelo, oculto entre la vegetación o sobre una mata, y consiste en una suave depresión tapizada con hierbas y hojas.
  • Reproducción: La puesta, generalmente única, tiene lugar desde finales de abril a finales de mayo (aunque pueden darse puestas de reposición hasta mediados de junio) y consta de tres o cuatro huevos de color beis a azul verdoso, moteados de pardo oscuro o rojizo. La incubación —a cargo de ambos sexos— se prolonga durante 21-22 días, pasados los cuales nacen los pollos, que desde el primer momento se mueven con soltura y se desarrollan por completo en unos 19-21 días.
  • Alimentación: Su dieta se compone, fundamentalmente, de invertebrados, desde insectos y sus larvas hasta pequeños crustáceos y anélidos, que atrapa a la carrera sobre la superficie o a poca profundidad dentro del lodo.
  • Sonido: El sonido característico de la especie en vuelo es un crit seco.