NOMBRE CIENTÍFICO: Plegadis Falcinellus
NOMBRE COMÚN O VULGAR: Morito Común

DESCRIPCIÓN:

  • Familia:  Threskiornithidae
  • Aspecto: Zancuda de pico largo y curvo, y tonos pardos y rojizos. El adulto reproductor es pardo, muy rojizo, con tonos irisados, verdosos y rosados, en las alas y el dorso. En la cara presenta unas líneas blancas muy llamativas que bordean la comisura del pico —este de color naranja grisáceo—, y sus patas son oscuras. El adulto no reproductor es mucho más apagado, con el pico más oscuro y sin las líneas blancas en su borde, y con numerosas pintas blancas alargadas en el cuello y la cabeza. Los jóvenes son aún más apagados que los adultos no reproductores. En vuelo muestra un aspecto muy alargado y estilizado, con la cabeza ligeramente caída. Cuando se alimenta, se localiza típicamente en aguas someras, mientras mueve el pico y la cabeza lateralmente en busca de presas.
  • Tamaño: Mide 55 -65 cm de longitud y 80-95 cm de envergadura.
  • Distribución: Especie cosmopolita de amplia distribución, pero muy fragmentada. Cría habitualmente en el sur y este de Europa, África y Madagascar, centro y sur de Asia, Filipinas, Indonesia, Nueva Guinea y Australia, así como en Norteamérica e islas del Caribe.
    En la actualidad, en nuestro país, se reproduce en Doñana —que acoge la mayor colonia española—, el delta del Ebro y, esporádicamente, en localidades alicantinas. En paso migratorio se observa por un buen número de humedales, principalmente en la costa y el sur. En España se cita la subespecie falcinellus, que aparece en el Paleártico, Norteamérica y el Caribe.
  • Migración: Es un ave migratoria y dispersiva; además realiza movimientos nomádicos. Las poblaciones ibéricas son residentes. Los ejemplares de Doñana se observan durante todo el invierno y forman nutridos dormideros, en ocasiones con garzas, aunque muchos pasan al norte de África. El regreso a las colonias reproductoras tiene lugar de forma masiva a principios de abril, aunque se ven individuos desde diciembre. Diversos movimientos registrados mediante anillamiento científico sugieren contacto entre poblaciones del este de Europa y España.Es un ave migratoria y dispersiva; además realiza movimientos nomádicos. Las poblaciones ibéricas son residentes. Los ejemplares de Doñana se observan durante todo el invierno y forman nutridos dormideros, en ocasiones con garzas, aunque muchos pasan al norte de África. El regreso a las colonias reproductoras tiene lugar de forma masiva a principios de abril, aunque se ven individuos desde diciembre. Diversos movimientos registrados mediante anillamiento científico sugieren contacto entre poblaciones del este de Europa y España.
  • Hábitat: Las colonias españolas se establecen sobre tarajes, eneales, carrizales o almajales. Hay citas de cría sobre bayunco (Scirpus litoralis). En otros núcleos nidifica en árboles y diversos sustratos. Durante el invierno se alimenta en arrozales, balsas y marismas someras de agua dulce.
  • Nido: El nido es una pila de material entretejido, tapizado con materia vegetal aún verde, de unos 30 centímetros de diámetro y 5-8 de profundidad. Lo construyen ambos sexos, aunque el macho se responsabiliza del aporte del material.
  • Reproducción: Es una especie colonial, pero con escasa fidelidad a sus colonias de cría, donde también se reproducen otras especies, como garzas y cigüeñas blancas. El periodo de puesta es muy extenso, desde principios de abril hasta mediados de julio. Las puestas constan de tres a seis huevos, de color azul brillante, incubados durante 21 días por ambos sexos, mayoritariamente por la hembra. Los pollos son cuidados por ambos padres, uno de los cuales está siempre presente durante los primeros cinco días. Permanecen en el nido alrededor de un par de semanas, y después comienzan a explorar las ramas de alrededor, pero vuelven al nido para ser alimentados. Su plumaje se desarrolla en unos 28 días, pero están en el nido o los alrededores unos 50 días, cuando lo abandonan con sus padres para acceder a las zonas de alimentación. La gran mayoría vuela a mediados de junio, aunque el periodo de nidificación puede extenderse hasta mediados de agosto.
  • Alimentación: Está basada fundamentalmente en insectos, tanto adultos como sus larvas, aunque en menor medida también consume pequeños peces y anfibios. Para las marismas del Guadalquivir se citan coleópteros y larvas de odonatos, además de pequeñas carpas y gallipatos. El alimento lo busca en aguas someras y dulces, principalmente arrozales.
  • Sonido: Prácticamente mudo, algunas veces emite graznidos y gruñidos roncos.