NOMBRE CIENTÍFICO O LATINO: Tarentola mauritanica
NOMBRE COMÚN O VULGAR: Salamanquesa

DESCRIPCIÓN:

  • Tamaño: Los adultos machos pueden medir un máximo de 17 cm de largo y, las hembras, 15 cm.
  • Descripción: Es un saurio que pertenece a la familia de los guecos (Gekkonidae).
    Tiene un aspecto ancho y aplastado dorso-ventralmente. Su cabeza es también ancha, voluminosa y aplanada, muy bien diferenciada del cuerpo y cubierta de muchas y pequeñas escamas. El iris es de color gris y posee la pupila vertical. Las patas son cortas, con dedos bien marcados y anchos en su extremo. Solo tiene uñas en los dedos tercero y cuarto, aspecto que la diferencia de la Salamanquesa rosada, con uñas en todos sus dedos. Tiene todo el dorso cubierto de escamas pequeñas y presenta varias hileras de tubérculos prominentes que le dan un aspecto espinoso y rugoso. La coloración del dorso varía entre el blanquecino y el marrón oscuro, pasando por diversas tonalidades grisáceas. Estas tonalidades varían en función de la localización, hora del día o actividad, generalmente con tonos claros de noche y muy oscuras de día o cuando se encuentra soleándose. El vientre es blanquecino o amarillento claro.
  • Distribución: La salamanquesa común es ampliamente encontrada desde el norte de África en la costa mediterránea, por toda la península ibérica hasta las costas de Italia y Grecia. Desde Egipto se extiende hasta Marruecos y Sahara Occidental.
    El ecosistema natural de Tarentola mauritanica es el de las costas secas y calientes, aunque puede extenderse un poco hacia el interior.
  • Hábitat: Sus cualidades trepadoras hacen que ocupe todo tipo de paredes y estructuras verticales. Se encuentra a menudo en afloramientos rocosos, márgenes de piedras, troncos de árboles, construcciones humanas, etc. Aunque originariamente ocupaba solamente hábitats naturales, es una especie que se ha adaptado perfectamente a la presencia humana, instalándose en numerosas ocasiones cerca del hombre. Suele observarse en el interior de poblaciones, generalmente cerca de las farolas en busca de los insectos que son atraídos por la luz, llegando a introducirse muchas veces incluso en el interior de las viviendas.
  • Alimentación: Desde antiguamente se le culpa de comerse la ropa del interior de los armarios en las viviendas, cuando lo que realmente hacía era comerse las polillas, que son las que realmente perforaban la misma. Se alimenta exclusivamente de insectos.
  • Reproducción: Se reproduce en primavera y verano, pudiendo realizar 2 ó 3 puestas de uno o dos huevos que son depositados en grietas, entre las piedras o bajo la corteza de árboles. Dependiendo de la temperatura ambiental, entre una semana o incluso varios meses después nacerán los jóvenes que medirán entre cuatro y seis centímetros.
  • Patrón social y comportamiento: Aunque es una especie típicamente crepuscular y nocturna, sobre todo en contacto con el hombre, suele desarrollar su actividad también durante el día y necesita tomar el sol durante algunas horas.