NOMBRE CIENTÍFICO O LATINO: Euphorbia balsamífera
NOMBRE COMÚN O VULGAR: Tabaiba dulce

DESCRIPCIÓN:

La Euphorbia balsamífera es una especie autóctona de Canarias aunque no endémica, ya que se encuentra también en el norte de África descendiendo hasta el norte de Nigeria así como hasta Yemen (sur de la península arábiga)

Esta especie caracteriza la fisonomía del paisaje en zonas bajas y secas de las islas.

Es un arbusto suculento de savia lechosa que puede llegar a alcanzar los 3 metros de altura, aunque es frecuente verlo alrededor de un metro. En lugares costeros y ventosos es bajo y achaparrado mientras que en zonas protegidas puede llegar a tener un porte amplio con copa redondeada y hasta 2 metros de altura.

Su tronco es grueso y nudoso de color gris ceniciento.

La hojas, oblonga- espatuladas y de color verde claro a glauco, se hayan arrosetadas en el extremo de las ramas. En verano pierde sus hojas a consecuencia de la elevada insolación y de la casi inexistencia de precipitaciones en el piso bioclimático en el que se sitúa. Se trata de un mecanismo para evitar la pérdida de agua por transpiración: Durante esta época del año, el tallo asumirá la función foto sintetizadora, ya que posee cloroplastos en su interior.

Su estructura floral contiene una sola flor femenina y cinco masculinas, formadas por un estambre cada una sobre un pequeño pedúnculo.

El fruto es una cápsula tripartida (tricoca).

Al contrario que el de otras Euforphias, el látex de la Tabaiba Dulce no es tóxico y en otros tiempos se solía mascar para desalivar y fortalecer la dentadura. En medicina popular, se aplica este jugo sobre callos, verrugas o tumores de la piel, con muy buenos resultados. Esta especie es endémica de Canarias aunque existen otras parecidas en el norte de África. Ha sido elegida como símbolo vegetal de la isla de Lanzarote.