NOMBRE CIENTÍFICO: Apus Unicolor
NOMBRE COMÚN O VULGAR: Vencejo Unicolor

DESCRIPCIÓN:

  • Familia: Apodidae
  • Aspecto: Presenta silueta en forma de ballesta, cola corta y bastante ahorquillada, y alas estrechas y largas. Su coloración es uniforme, de tono pardo gris. Su aspecto resulta muy semejante al de los vencejos común y pálido, con los que puede coincidir en el mismo territorio. Las diferencias, muy sutiles, con estas especies estriban en que el vencejo unicolor es intermedio en coloración (más claro que el común y más oscuro que el pálido), ligeramente más pequeño, y de aspecto esbelto por sus alas más estrechas; además exhibe una cola más larga y ahorquillada, y la mancha blanca de la garganta es menor y más difusa. Ambos sexos son iguales. Los jóvenes se parecen mucho a los adultos, aunque muestran un tono algo más oscuro y un aspecto escamoso, por la presencia de plumas con pequeños ribetes blancos. Esta ave es observada casi siempre en grupo y en el aire, ya que pasa la mayor parte de su vida volando, y únicamente se la ve posada cuando entra o sale del nido. Duerme tanto en vuelo como en el nido.
  • Tamaño: Mide 14 cm de longitud y 38 cm de envergadura.
  • Distribución: Endemismo macaronésico, su área de nidificación mundial se reduce a los archipiélagos de Canarias y Madeira, aunque recientemente se ha citado su posible reproducción en la costa atlántica de Marruecos. Fuera del periodo de cría, una parte de la población se mueve a África. Hasta el momento no se ha descrito ninguna subespecie. Se cree que ha evolucionado del vencejo común. En el pasado se consideró que el vencejo de Cabo Verde (Apus alexandri), de menor tamaño, podría ser una raza del vencejo unicolor; pero tal vez no estén relacionados.
    En nuestro país ocupa únicamente las islas Canarias, donde es, con diferencia, la especie de vencejo más habitual. Aunque ampliamente distribuido en las siete islas principales y en algunos islotes, su densidad resulta más escasa en Fuerteventura y Lanzarote, debido a la menor presencia de hábitat adecuado para nidificar. Es un ave abundante en Tenerife y Gran Canaria, y común en La Palma, La Gomera y El Hierro.
  • Migración: Aunque principalmente migrador, se observa en buen número en Canarias durante todo el año. Fuera de la época de cría, de septiembre a marzo, la mayor parte de la población abandona la región macaronésica, con el noroeste de África como destino más probable. Existen citas en Marruecos y Mauritania, pero la zona de invernada podría ser mucho mayor.
  • Hábitat: Nidifica en zonas rocosas muy abruptas, sobre todo barrancos interiores y acantilados, así como en edificios de zonas urbanas. En sus desplazamientos en busca de alimento es posible observarlo en todo tipo de ambientes, desde el litoral hasta la alta montaña —incluso por encima de
los 3.000 metros de altitud—, pasando por bosques, cultivos y zonas urbanas.
  • Nido: El nido consiste en una copa de unos 10-12 centímetros de diámetro, elaborada básicamente con semillas algodonosas —sobre todo de plantas de la familia de las compuestas—, junto con plumas y otros materiales vegetales y de origen humano, aglutinados con saliva. Puede instalarlo en huecos y grietas de rocas o de edificios.
  • Reproducción: La temporada de cría se extiende de marzo a agosto. Es un ave colonial Es frecuente que realice dos puestas anuales de dos huevos de color blanco, normalmente en los meses de marzo-abril la primera y junio-julio la segunda. Ambos sexos incuban. No se conocen más detalles sobre la reproducción.
  • Alimentación: Se trata de un insectívoro especializado en la captura de pequeños insectos voladores, el denominado plancton aéreo. De todos modos, no se han realizado estudios detallados sobre su alimentación.
  • Sonido: Con su voz típica de vencejo, emite repetidamente un chillido breve, monótono y agudo (sriiiir), un sonido que resulta casi idéntico y en la práctica indiferenciable del producido por el vencejo común.